martes, 29 de junio de 2010

La filosofía maradoniana: una generación que "la tiene adentro".

Compartir Encuentro cercano del último tipo es la experiencia religiosa que muchos jóvenes (y no tan jóvenes) están empezando a vivir, desde que el patético personaje burlón e intolerante volvió a asomar la cabeza en los últimos tiempos.
Este mundial no hará más (en caso que Argentina llegue hasta la final) que incrementar este grado de retroceso mental al que se autosometen los fanáticos de la desfachatez y la mala educación de un semi adulto interesado en captar la atención de un público que observa expectante, la nueva estupidez con la que los deleitará. Considero que Diego Maradona ha sido un ícono del deporte argentino, de hecho lo creo uno de los más grandiosos futbolistas de todas las épocas; pero en el camino hacia la beatificación creo que me perdí de algo. Maradona no es ejemplo de vida, ni siquiera en su extraordinaria carrera supo hacer pie para proyectar ese futuro maravilloso que le auguraban.

Pero claro, en Argentina nos caracterizamos por hacer “queribles”, a personas cuyo mérito es haberse cargado en sus espaldas el mote de “pueblo”, y es justamente esta cuestión la más triste de todas: la egolatría confundida con “la única e irrefrenable voz del pueblo”. Este antipático producto del talento, la fama y los excesos, se calzó la bandera del populismo desde esa inmunidad que le otorgaron sus mismos fanáticos, y hoy sus palabras son un mandato divino. Como buen populista, supo desarrollar más de una maña, al estilo y a la altura de cualquiera de nuestros amigos progres, ya muy reconocidos en el ambiente:

-Tiene una gran capacidad para crear enemigos externos (Brasil con sus declaraciones contra Pelé o Inglaterra), y no conforme con eso, tuvo la capacidad de fortalecer el monstruoso código populista interno conocido: los medios de comunicación. Estamos a 28 de junio, y el tema de conversación no es la alegría por el éxito de la Selección, sino, cuán adentro la tienen, esos periodistas que injustamente lo criticaron. Sus conferencias rebalsan de chistes festejados por un manojo de obsecuentes que en lugar de marcar un límite de cordura en las diferentes situaciones, se ríen y aplauden ante la primer ocurrencia carente de todo respeto, que como si fuera poco, es reproducida por veinte canales de televisión bajo el título: “El rebelde de siempre”, con esa insólita esperanza de que aparezcan nuevas frases igual o más humillantes.

-Por otro lado, sabe delimitar su campo de juego enarbolando la ideología socialista, como si fuera el único pasaporte hacia el reconocimiento y la admiración; necesita mostrarse como un rebelde guevarista, aún a los 50 años y con decenas de millones de dólares en su haber. Un fenómeno muy repetido.

-Tuvo un origen humilde y sufrido, que usa de bandera para justificar sus reacciones del presente. Eso que llaman “La filosofía de la calle y el potrero” que pareciera exonerarlo. Pero el Diego Maradona de hoy, es un tipo multimillonario, y no vive como aquél “pibe de clase baja de Villa Fiorito”; hace más de treinta años que dejó la pobreza, para disfrutar de los lujos que ganó con talento y esfuerzo, muy bien merecido.

Es importante hacer un paréntesis para reflexionar unos pocos segundos, y mirar con más agudeza a este personaje que hoy tiende irreversiblemente hacia la mediocridad (y hablo de él como persona) para declinar en la insistencia de divinizar cada uno de sus pasos, tacleados por trilladas aspiraciones idealistas y revolucionarias.

4 comentarios:

Tinkerbell dijo...

Excelente resumen de un realidad que no sabemos leer acertadadmente
Hasta hace poco estabamos escandalizados por los desatinados comentarios en contra de periodistas que acertada o equivocamente dieron su opinion
No basto con eso, ahora que los resultados le son favorables,la ciudadania y peor aun algunos de los mismos medios no tienen mejor idea que hacer propia esta frase y propagarla a los cuatro vientos al mejor estilo argento exitista
Me pregunto cual habria sido la reaccion si se hubiera jugado de la misma forma que se jugo en eliminatorias y los resultados no hubieran sido estos
Estoy feliz por como juega el equipo pero por favor pongamos un poco de cordura!
Saludos pacificadores

camaleonx dijo...

Muy de acuerdo. Pero eso ya creo que excede la culpa de Maradona: ya es la culpa de todos. Hoy seguimos festejando el gol inválido ante México, agradeciendo que el árbitro no se diera cuenta de la realidad.

Con un pueblo que soporta eso, no es extraño que tenga a Maradona como estandarte internacional. Tal vez nos lo merezcamos y estemos bien representados por él...

Saludos
PLPLE

Ceo dijo...

La expansión de la estupidez de esta bazofia humana la tiene el periodismo deportivo que es totalmente mediocre, ahora con el mundial, no se puede escuchar a ninguno, les saco el audio, son todos almibarados y genuflexos del DT y de la selección argentina, que la realidad muestra que juega mal y que su principal figura, Messi, está desdibujada, en un equipo mal armado sin línea de juego y que para peor lo ubica en un lugar que no es el de él.
Ahora se tendrán que volver con el fracaso a cuestas. Vamos a ver si sirve para algo.
En cuanto a lo de socialista, si fuera verdad su postura le hubiera tirado algún mango a la empobrecida Villa Fiorito, su cuna.

CGL dijo...

A esta altura creo, humildemente, que la diferenciación del maradona futbolista y el maradona persona, esta de más...

En todo caso él tiene una justificación; ya que en menos de cinco años y siendo muy joven, paso de comer tierra a ser el personaje mas conocido del mundo, y a moverse en los circulos mas ostentosos...

Eso para cualquier pibe, sea de la procedencia que sea, es inmanejable...

El problema, creo yo, esta en quienes lo apañan y defienden por el solo hecho de que alguna vez fue un gran jugador...

Yo veo un video del tipo jugando y me emociona... Ahora, lo veo despues, y me dan ganas de pegarle...

Es un mal tipo! Y él mismo se esta encargando de arruinar su obra (por llamarla de alguna manera)

Saludos, muy interesante el blog!!!